UN VIAJE DE LIMA A RIO DE JANEIRO

No hay como tener 20 años para no tener miedo a nada. Lo digo porque me viene a la memoria el viaje que hice por todo el sur de Sudamérica, yo solo, y digo solo porqué fue surgiendo por el camino. Tenía 800 dólares (en los famosos travelers check de la época) y viajaría hasta que se acabara el dinero. Todo mi equipaje fue una mochila con un poco ropa que le iba dando la vuelta según su aspecto y, logicamente, el pasaporte. Que cosas, ahora la mochila solo me serviría para llevar el neceser y los medicamentos.
El viaje lo inicié en Lima, donde estaba residiendo en esos momentos. Al principio mi idéa era ir a Santiago de Chile a visitar a una amiga, ver un poco los alrededores y regresar. Luego hubo un cambio de planes como podréis ver.


Dado el alto costo del vuelo a Chile decidí hacerlo en Bus. Había una empresa que iba por la carretera llamada panamericana y, sin pensarmelo demasiado, me embarqué en esta aventura. Después de un viaje de 2 días y medio en autobús, y tras recorrer 3.400 Km, llegué a Santiago de Chile. Un viaje, la verdad, un poco pesado.


El paisaje es bastante monótono. Casi toda la costa desde el norte de Perú hasta cerca de Santiago es desértico. Uno de los sitios donde menos llueve del mundo es el desierto de antofagasta y justo la panamericana pasa por allí. Como compañero de viaje tuve un frances que ya venía de recorrer Colombia y Ecuador y quería llegar hasta la patagónia. En Santiago lo dejé y me fuí con mi amiga que no se esperaba la llegada y menos de esa manera. Estuve unos cuantos días viendo en su casa y visitando esta ciudad, adeás de Valparaíso. Son dos ciudades muy modernas y europeas. Mi idea luego era dar un salto a Argentina y regresar a Lima. Cogí un avión hasta Mendoza en Argentina , porque la carretera estaba cortada por la nieve, y no quería volver a hacer el mismo viaje de vuelta. Una vez allí y viendo que regresar por el sur de Bolivia era complicado por el tema de la nieve , me decidí a ir a Brasil y entrar por el oeste de Bolivia.

Así que me recorrí toda la pampa y me fuí hasta Santa Fé en Bus (Otros novecientos y pico Km ). La pampa Argentina es como un mar verde en el que por momentos no llegas a ver el final de la tierra. Es casi todo llano. En Sante Fé estuve un par de días. Es una ciudad muy colonial , a la española, con calles paralelas y edificios bajos, pero muy bonita. De ahí rumbo a Sao Paulo , de la misma, forma y otros 2.200 Km mas (había que ahorrar). Ibamos bordeando el rio Paraná, grande y frondoso. La verdad que para ver bién un país esta es la mejor manera, pero cansado si que es.

Llegé a Sao Paolo por la noche. Mal asunto. Es una ciudad no muy segura. Me vino bien mi aspecto , un tanto desaliñado. Quien iba a atracar a un mochilero. Yo creo que hay prioridades para todo, hasta para robar. Busqué un alojamiento cerca de la estación para no andar por ahí mucho tiempo, y además es sabido que los hoteles cercanos a una estación suelen ser mas económicos. de Sao Paolo ya hablaré en otro post, junto con Rio de Janeiro , que estaba solo a 300 Km, y no lo podía dejar de ver. Que pena que no tuviera dinero suficiente. Me alojé en un hostal cuyo dueño era gallego. Buena gente. Me oriento de sitios para ver, pero eso es otra historia.

Bueno, ya no me enrollo mas, lo cierto que es que quitando el vuelo a Mendoza que eran unos 400 Km., el resto (6.500 Km), los hice por tierra, y habían pasado unos 12 días.

El caso es que estaba de vuelta en Sao Paolo y como se me estaba acabando la pasta, tenía que regresar a Lima, y la opción mas rápida y barata era ir en línea recta. Dirección a Bolivia atravesando el Mato Groso Brasileño. Cerca de 1.500 Km, en tren claro, que era lo mas baratillo. A todo esto mis padres estaban viviendo en España y para no preocuparles (siempre escribía todas las semanas), le dejé por sin acaso unas cartas a una amiga para que me las fuera mandando desde Lima cada semana hasta que llegara. Para que preocupar a la familia sin necesidad. No hay nada mejor que no saber.

Digo cartas, porque antes el teléfono era caro de narices. Ahora llamas y te sale por cuatro duros, como el que dice.
Todo esto es el preámbulo del mejor viaje que he hecho por tren por ahora, que fué este hasta la frontera con Bolivia. El tren como dije antes salía de Sao Paolo, y tardaba un día y medio. Que era eso para mí…nada comparado con lo que ya llevaba. Cogí un coche cama porque sinó iba a ser mucha paliza. El cambio de moneda era bueno y salía bien de precio.
Esta zona de Matto groso no es selva, pero si tiene abundante vegetación. Va bordeando ríos y carreteras mas o menos transitables. El trayecto no se hizo nada largo. La imensidfad de esta parte del país. los tonos tan cambiantes del cielo, el color de la vegetación y sobre todo el anochecer hizo que mereciera la pena haber llegado hasta allí. Era realmente una película de cine. Además es una sensación tan extraña el estar en un lugar tan alejado del planeta solo, sin saber exactamente a donde vás, como llegarás y que te encontrarás, que hay que vivirlo para sentirlo.


Ahora que planifico tanto mis viajes, lo que ver, a donde ir, donde alojarme, aquello me parece una locura. Pero es lo que dije al principio, es tener veintipocos años y pocos miedos.
Eso sí, en estos viajes conoces mucha gente, gente como tú, que viaja por aprender y por experimentar, o por conocerse a sí mismo antes que conocer a los demas.
En esta parte del viaje conocí a un brasileño que se llamaba Roberto que iba Santa Cruz en Bolivia porque tenia un comercio. Una persona culta y muy divertida, un poco de esa manera , aunque a mí, no me dijo nada, pero en esa época no era muy aconsejable especificar algunas cosas. Un viaje en tren da para mucha conversación y para mucha observación.

Cuando llegamos a Corumba (ciudad fronteriza con Bolivia y fin de trayecto), este amigo me dijo lo que tenía que hacer para pasar la frontera. Cogimos un taxi a medias hasta la frontera. El camino era de tierra y la garita, no sé de lo que era, por qué tenia un color indefinido. Nos sellaron el pasaporte y corriendo literalmente nos fuimos hasta la garita Boliviana ( mas indefinida aún), y digo rápidamente porque cerraban el control de la aduana y te podías quedar en medio de los dos países hasta que abrieran al día siguiente.
Me dijo… ten cuidado con el sello que te ponen porque a veces los cachondos te estampaban un sello de botella y luego, cuando querías salir del país, no te dejaban, decían que lo habías falsificado.
Ojo con esas fronteras de países raros.

Me imagino que ahora habrá cambiado. Esta aventura ocurrió en la década de los 80 y ya ha llovido mucho, y allí, obviamente más.
Total que eran cerca de las nueve de la noche y la cosa pintaba negra. En una frontera secundaria de Bolivia y sin saber a donde ir. Con Roberto buscamos un taxi que nos llevara a la ciudad mas cercana, se llamaba Puerto Suarez , y sí que viene en el mapa. Allí nos separamos. El marchaba a Santa Cruz esa noche y yo no quería salir hasta la mañana siguiente. Había sido mucho viaje y era muy de noche. Busqué un hotelito o pensión cerca de donde nos dejó el taxista. Y algo encontré, pero digamos que de una categoría incalificable.
La habitación era consecuente con el precio, (suele ocurrir). Ya se me han olvidado detalles, pero la única bombilla que había en la estancia si que la recuerdo, no sé si llegaría a medio vatio porqué no alumbraba un pimiento. Cama de colchón hundido, mesita desconchada, lámpara tipo flexo de la gestapo, bueno como para la noche de bodas. Eso sí, con baño y ducha directamente al suelo.
Estaba tan cansado que me dio igual. Eso sí , había unos ruidos raros que no me dejaban dormir. Encendí la luz y descubrí una especie de escarabajos voladores que parecían aviones de combate. Que horror! Llame al personaje que dormitaba en la recepción y me cambió a una habitación interior que no daba a la calle. Dijo que en esas no solían entrar los insectos. Si no eran insectos eran animales prehistóricos.
Al día siguiente me dirigí a la estación para poner rumbo a Santa Cruz en tren, que allí lo conocen como el de la muerte, por la cantidad de accidentes que ha tenido por desprendimientos del suelo. Pero eso lo contaré en otro post.


Hasta aquí llevaba mas de 8.500 Km. Para hacerse una idéa, la distancia Madrid Moscú son 4.100 Km, así había recorrido un ida y vuelta a Moscú y todavía me sobraban 300 Km más. La verdad que me sentía en un lugar remoto de ninguna parte.

Yo no creo que es la persona la que hace el viaje, es el viaje el que hace a la persona.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante tu viaje.... ojala lo pudieramos hacer todos a los 20 años. Realmente yo recomiendo a todo el mundo a que haga algun viaje solo (a otro pais distinto a tu cultura), es una experiencia unica y aprendes tanto de los demas como de ti. UN LUJO

OS dijo...

muy copada tu historia, yo tengo 20 años y ya estoy pensando en hacer un viaje, obviamente ahora es otra cosa..
Un saludo

Ser Viajera dijo...

Hola Javier, justamente estoy leyendo tu blog ahora... Me he quedado entretenidísima leyendo este post. También me ha parecido interesante lo que cuentas de Chavín. Amo Perú, pero todavía no he llegado allí.
Suerte viajero, y gracias también a ti por ser mi compañero!
María

Marco Tafur dijo...

Hola Javier! tengo 24 y definitivamente me has inspirado a hacer algo parecido pronto! Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.. me encantaron tus fotos, el toque antiguo que tienen

Marco
(Lima - Peru)

PD. Seguiré tu blog

Anónimo dijo...

Hola foreros, he hecho este post para aquellos que quieran una buena fuente de informacion acerca de alojamientos en hoteles por todo el mundo.
Se trata de una pagina que segun mi entender esta bastante completilla, tiene un gran numero de hoteles en su base de datos, y todo tipo
de detalles relacionados con ellos, datos sobre los hoteles, precios, etc...
Os la aconsejo por lo menos para que la visiteis y la compareis con otras, hacedme caso, llevo tiempo viajando ;)
Pedrofer
Un saludo.

Anotaciones Viajeras dijo...

Javier:

Que bueno que compartas este viaje y me ha encantado Marco (el comentarista) se haya entusiasmado, creo que el objetivo de un blog viajero se ha cumplido!

Enhorabuena!!

ByMago dijo...

Caminante no hay camino, camino se hace al andar... y pensar que llegue a este blog con la intencion de encontrar tan solo la distancia entre lima y sao paulo, pienso viajar a estudiar aya, y dentro de ese plan me llene de dudas e incertidumbres sobre todo de la seguridad de como vivir y donde vivir, ahora me doy cuenta que mientras mas lo piensas las posibilidades e intenciones de ir se reducen, talves por una vez en la vida no pensare en un mañana perfecto.

Saludos viajeros.

By Mago™

sanaravalentina dijo...

precioso mis ojos sintieron que llovia .... to lo hice solaaaaa de lima hasta Manabi Puerto lopez ecuador sin ruta sin saber sin conocer y a mis 32 años y quiero seguir haciendolo hasta que muera gracias por existir y contarlo todo se feliz donde quiera que estes yo en Lima besos te dejo mi correo samira_valentina 2011@hotmail.com me encantaria que me orientes quiero ir a brazil y no sabia k por Bolivia se podia gracias

Anónimo dijo...

Tengo 42 y ya heviajado por todo lado...menos este recorrido tipo Lima - La Paz - Corumba Brasil....y en 10/08/2011 lo comenzare....comentame algo sobre esta ruta....gracias...arjaras@hotmail.com...te felicito por mostrarnos tu experiencia.

MARIBEL dijo...

Espero poder tener uno así :P, me has animado... quizá ahora tengas que hacer un viaje parecido :D

Saludos desde Perú

Maribel