ENTREVISTA PERIODICO GRUPO VOCENTO.

           Referente al articulo publicado este mes de Agosto en varios periódicos del grupo Vocento sobre mi viaje a Estambul, quiero en primer lugar, dar las gracias a la periodista Luisa Idoate, por haberme llamado e interesarse por el viaje que realicé a esta ciudad y, sobre todo, cómo ha sabido plasmar en papel, toda la conversación que tuvimos hace unos días. Fue una charla de más de una hora que se me hizo corta. Hablar de viajes para un viajero, es como la droga para un adicto, siempre sabe a poco.


         No niego que es agradable verme mi “careto” en el periódico (si es por algo agradable). Sería una hipocresía negarlo, pero para mí, es mas importante el hecho de saber que una periodista, como Luisa Idoate, le haya parecido interesante mi viaje y quisiera compartir alguna de mis impresiones y sensaciones de mi viaje a Estambul, con sus lectores. Siempre he defendido la necesidad de compartir cualquier tipo de viaje, sea lejano o cercano (por eso escribo en los blogs) y seria un egoísmo secuestrar todas estas vivencias y experiencias. También es un orgullo saber que otros viajeros (mas viajeros que yo) como Miguel Nonay ( A salto de mata) o Mª Eugenia (intentando recorrer el mundo) , también les hubiera entrevistado anteriormente..

          Si quiero anotar, que después de la entrevista me quedó una espina. Una de las preguntas que hizo Luisa fue: que es lo que más me había impactado. Una ciudad como Estambul tiene un montón de sitios encantadores y espectaculares. Yo, por ejemplo hice referencia al Gran Bazar y la iluminación nocturna de Estambul. Luego recordando el viaje me vino a la mente la sensación que tuve al visitar las mezquitas, y me di cuenta que, posiblemente, eso fue lo que mas me impactó.

La majestuosidad de la mayoría de las mezquitas, la sensación de tranquilidad que se respira en su interior, su falta de ornamentación (que según los musulmanes evita la distracción y ayuda a conectar con Dios), los preciosos mosaicos de Iznik., la iluminación de las cientos de bombillas y sobre todo la atmósfera de silencio y recogimiento de los que van a rezar, les confiere un hábitat especial. Lógicamente uno debe visitarlas a primera hora de la mañana o al final de la tarde, cuando las hordas de turistas han pasado. Es la única forma de poder apreciar la autentica realidad de estos lugares religiosos.
Buen viaje a todos.
Javier Adán. Agosto 2010.


La entrevista se ha publicado en todos los periódicos regionales del grupo Vocento (El Correo, El Diario Vasco, El Diario Montañés, La Verdad, Ideal, Hoy, Sur, La Rioja, El Norte de Castilla, El Comercio, La Voz de Cádiz, Las Provincias).



              "  Enlace de la entrevista.  "

 




Reproducción del reportaje del periódico


LAS VACACIONES SOÑADAS DE JAVIER ADÁN


El embrujo de Estambul

Cayó en la trampa de las 'delicias turcas'. No acertó con el 'kebab'. «Pero sólo por el Gran Bazar, ya merece la pena ir»
 

24.08.10.    LUISA IDOATE

La tenía metido en la cabeza. Javier Adán quería perderse por las calles de Estambul. Lo hizo en 2007. «Me parecía interesante su mezcla cultural. Quería pasear entre las cúpulas de las mezquitas. La ciudad tiene mucho que contar por la historia que arrastra». Y él estaba dispuesto a escucharla. Despacio. «No me gusta andar corriendo de un lado para otro porque, al final, lo confundes todo y ya no sabes ni dónde has estado». Tuvo una semana para escudriñar la antigua Bizancio. Y lo hizo.

Tenía grandes expectativas sobre el Gran Bazar. No le defraudó. «El regateo le resultará curioso a un novato; a mí no, porque conozco Marruecos». Le desarma el parsimonioso tira y afloja de las compras en el que ellos, dice, son auténticos maestros. «Son comerciantes natos. Tienen una capacidad especial para analizarte, y saber de dónde eres y qué quieres». No puedes entrar en todos los puestos, defiende, porque hacer una sola compra ya es un auténtico trabajo. Que él zanja con rapidez, para husmear por las callejuelas y disfrutar de una vieja tetería. «Sólo por el Gran Bazar, ya merece la pena ir a Estambul». Más aún si subes a los restaurantes asentados en sus tejados, insiste. «Y cenas viendo el zoco y las mezquitas iluminadas. Es un recuerdo imperecedero».

Sitios imprescindibles
Le impresiona la llamada a la oración de los muecines. «Te produce curiosidad y respeto. Suena a través de los altavoces y todo el mundo se dirige a las mezquitas. Es vigorosa. Te sobrecoge. Retumba en toda la ciudad». A su mujer le pone nerviosa; a él, le impacta. Su barrio favorito es Sultanahmet. «Allí está Santa Sofía y la Mezquita Azul. Aunque prefiero la de Saladino, que está más alta y tiene más vistas». Ése es uno de los sitios imprescindibles de su querida Estambul. Junto a los atardeceres en el Bósforo. «Cruzas a la zona asiática para verlos». Ahí se mezcla todo, la luz dorada, el olor a Oriente, el 'skyline' de las mezquitas...

Le fascinó el Palacio de Topkapi, con la Daga Esmeralda, el Mapa Piri Reis, las vistas del Cuerno de Oro y el antiguo harén. «Todo es muy bonito». Y rezuma un lujo que le hizo reflexionar sobre el esplendor de la antigua Constantinopla. «Dices: 'Aquello era vivir y no lo de ahora'. Impresionante». Hay que ver también la Mezquita Azul, el Pozo de Agua y el Hipódromo, cuenta este funcionario leonés de 51 años. «La Torre Galata de noche es preciosa. Puedes subir en ascensor o a pie, pero son la pera de escaleras». Al caer el Sol, la ciudad gana embrujo. «El encanto de Estambul es la noche».

Cayó en la trampa de las 'delicias turcas', «visualmente muy atractivas, pero muy empalagosas». Tampoco acertó con el 'kebab', «con un cordero de sabor demasiado fuerte». Pero volverá. «Conoces mejor las ciudades la segunda vez. La primera eres turista; la segunda, viajero y te fijas en más cosas». ¿Vivir en Estambul? «No sé yo. Tal vez no. Al final no serás nunca del país, sino extranjero. Preferiría Venecia, Roma, París. Algo más europeo». La pasión viajera de Javier Adán puede con su fobia a los aviones. «Los odio. Durante mucho tiempo no volé, pero lo he superado». Es como dejar el tabaco, dice, siempre serás ex fumador. «Era una castración, una cruz. Ahora vuelo con respeto, pero vuelo».



14 comentarios:

Luis G. dijo...

Al visitar tu blog, asoma el embrujo de tu viaje a Estambul. Y Luisa Idoate, en su entrevista, ha hecho relucir las bellezas de tan prodigiosa ciudad, así como tu flamente pasión viajera.

Sinceramente... ¡Enhorabuena, Javier!.

Un abrazo,

Luis.

Xana dijo...

Enhorabuena por esa entrevista, espero más relatos de viajes alucinantes.

Un saludo.

bleid dijo...

Hola Javier
grandisima entrevista y aun mejores las respuestas
te felicito ha quedado genial, te lo merces y esperemos que sea la primera de muchas
un cordial saludo

M.Eugenia dijo...

Felicidades por la entrevista , te lo mereces por ser un gran viajero.
Saludos

Anónimo dijo...

Enhorabuena por esa entrevista. Cada vez que quiero viajar y no puedo, me acerco a tu blog. Es genial. Saludos.

Zamarat dijo...

Miles de enhorabuenas por la entrevista!!! Gracias por reproducirla en el blog, pues yo no tengo acceso a los periódicos en los que se ha publicado.
Un saludo!

Almudena dijo...

Enhorabuena!!! así se hace, jeje, y es genial.
Un beso.

Fran dijo...

Sólo puedo decir que ¡¡enhorabuena!!. Me ha hecho mucha ilusión leer la entrevista de uno de mis blogs viajeros favoritos.
A seguir así de bien Javier.
Un saludo.
Fran.

Angel H. dijo...

Siempre he pensado que eres único relatando viajes¡¡¡ Sigue viajando ¡¡¡ disfrutamos de tus viajes.

Un abrazo
Angel
Manchegodeurda

Ricardo Ribalda dijo...

Te mereces Javier la entrevista, eres un viajero que te gusta compartir tus viajes, ahora toca que otros periodistas te den a conocer.
Enhorabuena.
Un abrazo,
La Vuelta al Mundo de Asun y Ricardo

Aventurer@ dijo...

Javier, felicidades por la entrevista, no tiene desperdicio. Aunque viajas menos de lo que quisieras yo te considero un gran viajero... ¿Sabes que iremos a Tanger? pasé tu enlace del post a mis amigos y finalmente decidimos escaparnos con un vuelo low cost para pasar el fin de año allí. Un abrazo.

marc dijo...

Lo comparas con Marruecos, pero debe ser más relajado como viajero, ¿no?

Es una asignatura pendiente...

Kanyakumari tourist attraction dijo...

Naturalsssssssss.

Thiruvalluvar statue dijo...

Thanks for sharing.