QUE VER EN TANGER ( ADEMAS DE GATOS)

Estando de visita en Cádiz, se me ocurrió volver a Tánger, una ciudad que conocí hace bastantes años y a la que no había vuelto desde entonces.

Cogí el ferry desde Tarifa, aunque la publicidad dice que el trayecto son 35 minutos, la verdad que tardas un poco mas de una hora. De todas maneras llegas enseguida. El ferry es bastante bueno, nada que ver con los antiguos de la ya fenecida Transmediterránea.

Quiero puntuliizar, que aunque ya he estado varias veces en Marruecos, cada vista sigue siendo una aventura y siempre tendrás anécdotas nuevas que añadir a los tópicos de este país. Marruecos casi siempre te va a …. embaucar, es su naturaleza, pero también es cierto que suela hipnotizar a todo viajero que tiene la mente abierta. Por eso sigue siendo un país encantador, y tan cerca a España. Solo hay que aceptar la realidad de este país y asimilarlo como parte de su idiosincrasia.


Nada mas llegar cambié 100 euros en el puerto y le pregunté al cambista cuando costaba mas o menos un petit taxi a la puerta de la Kasbha que era donde me alojaría. Me contesto sobre 20 dirham (1 euro = 11 dirham). Al salir, en seguida me abordó un taxista, le dije la dirección y le pregunté cuanto. Su respuesta: 60 dirham. Le dije que mucho. Empezamos a regatear. Este es el deporte nacional. Llegamos al acuerdo de 35. Me dijo que llevaba allí mas de tres horas. Sería verdad. Pues empecé la aventura Tangerina. Lo bueno de los viajes en taxi en Tánger, por lo menos, es que conoces gente, ya que de camino suelen recoger algún pasajero más que van ir por la misma ruta. Le pagaran menos lógicamente (el el gordo de la transacción te lo enchufan a ti) , y así optimizan el viaje. Cojonudo.

El hotel que escogí fue el Dar Sultán , en la kasbah. No fué una buena elección, aunque estaba muy bien ( es un antiguo Riad rehabilitado con unas 6 habitaciones) , pero estaba en el punto mas alto de la ciudad vieja y las cuestas eran de aúpa. Si a eso le añades el calor de agosto, pues imagínatelo. De todas maneras era precioso y el desayuno en la terraza con una vista de toda la medina, espectacular (eso sí, no antes de las 9.30 ).

Total, que el taxista me deja en la puerta de la Kasbah ( las calles son tan estrechas que no entra el coche). Me indica donde está el hotel ( lo típico que se dice….por ahí, la primera a la izquierda , luego a la derecha y en la siguiente esquina gira en redondo). Es decir, que te pierdes seguro ( y eso que estaba a 30 mts). En esto apareció el famoso guía oficial mas conocido por “los araña” que en inmediato te dice que te va a llevar al hotel. Digo araña, porque te envuelve con su telaraña de palabras y sonrisas, y no te deja escapar. Yo pensaba que estaba vacunado para su picadura, pero iba ser que no. Estaba vendido. Como no sabia donde estaba exactamente, me acompañó al hotel mientras me parloteaba todo lo que me podía enseñar y lo bién que el conocía toda la medina (una especie de curriculum de viva voz). Lógicamente llegamos en dos minutos, pero en ese tiempo me explicó toda su vida y milagros.

hotel Dar Sultan

Le dije que gracias, que me iba a duchar y luego saldría ( pero solo) . Le iba a dar un par de euros, pero olvídate. Me dijo que me esperaría para enseñarme la ciudad. A discutir otro rato. No quiso coger el dinero así que pensé : ya la he cagado, porque, o ya no salía en toda la tarde o la tela de araña me estaría esperando a la salida.

Le pregunte a la chica del hotel como estaba n las tarifas de los arañaguias. Me dijo que unos10 euros.

A la media hora después de duchado y armado con cámara, gorra y gafas, salí. Allí estaba fabricando su seda. Le dije cuanto por tres horas ( no quiero alargar esto pero estuvimos discutiendo unos 15 minutos mínimo). Al final quedamos (eso pensaba yo ), en 15 euros .

La verdad que me enseño toda la kasbah y la Medina ( previo paso por la tienda de perfumes, alfombras y otra de surtido varios). Termine agotado. Luego explico todo lo que ví.

A eso de las 10 (ya había pasado mas de tres horas, le dije que safi (vale ya). Me iba a llevar a un restaurante a cenar. Le dije que iría mas tarde, que descansaría un poco y luego me acercaría. De todas maneras me llevo para conocerlo y lógicamente para decirles que si iba a cenar el tendría su comisión. El restaurante no sé cómo se llamaba pero estaba enfrente de la puerta de la kasbah. Era bonito, con sus cojines y música en directo. Pero como iba yo solo, que iba a hacer allí toda la noche. Como no ligara con la danzarina me iba a aburrir un poco. Cuando viajo solo , suelo hacer las comidas rápidas, porque no voy a empezar a hablar conmigo mismo, y al final me aburro. Una terraza para tomar café, eso sí, porque por lo menos te entretienes con la gente, además que descansas un poco.


Total que le iba a dar los 15 euros, pero iba ser que no. Quería 25. Otro rato a discutir. Realmente en una situación que nunca consigo tragar. Al final me me dijo que me conseguiría  un plano de Tánger, le di 5 euros (según el costaba 9 euros) , y lógicamente no volvió. Sabría que pasaría eso, pero tenía la confianza de que no fuera así. El plano lo compre al día siguiente y me costó 2.50 .
De todas maneras fue un dinero bien empleado, primero me espantó a los otros arañaguias , me enseño todo ( y el hombre si estaba informado de su ciudad) y conseguí orientarme en esa laberíntica ciudad. De todas maneras siempre es una situación desagradable, aunque el precio a pesar de todo no fué caro.

Sobre la antigua Tánger (medina y kasbah), decir que me decepciono un poco. La vi sucia, muy desvencijada, aunque se vé que la van rehabilitando poco a poco. Se sigue viendo mucha pobreza, y sobre todo muchos gatos, pero muchos , muchos ( de ahí el título). Cientos de ellos deambulan por la medina . Por ootro lado, el Tánger moderno a crecido mucho pero no tiene ningún interés turístico.


Que es lo que hay que ver en Tánger, pues todo esto.

La kasbah es la zona mas alta de la ciudad . Es lo que antiguamente era la fortaleza de la ciudad. Por aquí pasaron Fenicios, Romanos, Portugueses, Españoles y los Moriscos . Todos iban ampliando las murallas o reforzándolas. Ahora quedan varias entradas y un palacio trasformado en museo (Museo del palacio Dar el Majzen). Vale la pena entrar, y lo mejor es que solo cuesta 1 euro.

La Medina queda por debajo de la kasbah y es la que está llena de callejuelas, tiendas, talleres y una vida callejera que no la ves en otras ciudades (europeas). Sera lo diminuto de la mayoría de sus viviendas o lo hacinados que están, pero  sus habitantes, sobre todo jóvenes y adolescentes, están siempre por en la calle. Es curioso ojear los múltiples talleres, y hay muchos. Hay talleres de cualquier cosa y en el recodo mas estraño. Yo vi una peluquería que era tan pequeña que el peluquero trabaja en la calle porque en el local solo cabía el sillón y un pequeño aparador con espejo. No mediría ni un metro cuadrado. Y como este o un poco mas grandes una variedad de locales de lo más variopinto. Eso sí, hay que tratar de observar con discreción, no suelen ser receptivos a la curiosidad turística, y yo les entiendo. Eso es lo alucinante de la ciudad, y nos hace retroceder a las ciudades medievales, donde se vivía y trabajaba en la mismo entorno.

A parte de callejear y regatear en las tiendas, Tánger tiene otras cosas interesantes.

Son curiosas las casas tumbas de los santones. Se reconocen por estar pintadas de verde o por tener una bandera de ese color. Dentro veras un féretro enorme tapado con telas. Normalmente hasta el atardecer no abren sus puertas. Obligado decir que de entrar nada. Solo un vistazo no muy descarado para evitar suspicacias.


Mezquitas hay varias pero no puedes entrar en ninguna. Lo vas un que se consigue es una visual desde la puerta y a veces ni eso. Ya se sabe lo poco tolerantes que son por estos lares.

Como puntos neurálgicos el Tánger viejo tiene dos zocos, el grande y el zoco pequeño. Este último se encuentra dentro de la medina, es un sitio adecuado para tomar un te con hierba buena. Hay varios locales con terraza, pero que, nosotros los europeos, nos podamos sentar con algo de tranquilidad estomacal hay solo dos : el café central y el el café tangis. El primero tuve una buena anécdota. Yo siempre me sentaba a tomar un te cuando subía o bajaba al hotel), y una de las veces, el camarero me dijo que la mesa era para cuatro y que no la podía ocupar una persona solar. Entonces le dije que estaba esperando a mi mujer, que andaba por ahí comprando, que le fuera poniendo otro té también. Me miró un poco raro, pero me trajo los dos tés. Le dije que me cobrara ya , y  claro, me  los bebí los dos (me encanta el te y al fin al cabo solo valía 1 euro cada uno). Lo malo que con el calor que hacía no se como fuí capaz. A partir de ese día me fui al otro, el Tangis, que no me ponía pegas.

Luego me di cuenta que es norma general en las terrazas, que como te sientes en las mesas que están pegadas a la pared y que tienen solo dos sillas, como estés solo, se te planta otro al otro lado (eso sí, primero te pregunta si está ocupado) y se queda tan pancho. La primera vez me quede mosca, pensé que era alguien en busca de ligue ( menos mal que no lo  era , porque era muy feo y pensé, que poco atractivo tengo), luego vi que era una situación corriente.

La mejor manera de entrar en la medina es a través del la plaza del otro zoco, el llamado grande. Una plaza llena de tráfico , establecimientos variopintos y alguna terraza de dudosa higiene. A través de esta plaza se accede a la puerta Bab El-Fas y ya estás en la medina. Lo mejor es seguir por la calle Siaghins. Nada mas empezar hacia la derecha queda algo de lo que fue el barrio judío. Existe una sinagoga que no logré encontrar y un montón de joyerías que hacen honor a los antiguos peristas judíos. Por la calle Siaghins ,un poco más adelante y antes de llegar a zoco chico esta la Iglesia Española de la Purísima.

Por ahí también está el mercado. Las frutas y verduras son espectaculares, pero las carnes mejor no mirar (ni comer).


Un poco más adelante encontrareis el zoco chico, que como comenté anteriormente, es el mejor sitio para descansar y tomar una bebida.

A la izquierda comienza la calle des Almohades. Esta calle está llena de comercios y va serpenteando hasta llegar a una de las puertas del la Kasbah (Bab el-Assa).

Al principio de la calle y si giráis a la izquierda por la calle Palmer llegareis a la plaza Alsaouas , donde hay dos tumbas, la de Yedida y la de Isawia. Hasta muy tarde no suelen abrir la puerta y podéis ver los féretros desde la calle.

Monumentalmente no hay mucho mas que ver. También de interés, la antigua Legación Americana (hoy convertido en museo).

De vez en cuando encontrareis algún minarete y un montón de puertas decoradas mas o menos en buen estado pero siempre llenas de historia. Las ventanas hacia la calle , por razones obvias hay pocas, así que lo único diferenciativo son las puertas.

Como dije antes lo mas interesante ver los diferentes talleres de profesiones dispares y a veces ubicados en recintos liliputienses, es de lo mas curioso. Llendo hacia  la kasbah, encontrareis mas .

Fuera de la Medina, Tánger es una ciudad moderna que conserva poco del glamour que tuvo en los años 30-40. El famoso café Paris, enfrente del Consulado de Francia, hoy es una vorágine de coches, ruido y polución.

Queda algún recuerdo de España, como el teatro Cervantes ( en ruina). Interesante es la iglesia de San Andrew (de estructura árabe pero de rito católico) y el cementerio judío.

Saliendo de la kasbah y caminando por el barrio Marsham encontrareis una necrópolis fenicia totalmente abandonada pero con una estupenda vista del estrecho ( se ve Tarifa). Un poco mas lejos llegareis al famoso café Hafa. Este café fundado en 1924 lo frecuentaron escritores, pintores y artistas como Tennessee Williams o Paul Bowles o incluso el cantautor Luis Eduardo Aute, quien escribió su canción Hafa café tras haber visitado este "establecimiento".

hafa café

El sitio es curioso. Una serie de terrazas dejan ver el mar en toda su grandeza. El atardecer es su mejor momento. Hoy no veréis muchos literatos ni cantautores. Mas bien algún colgado, bastantes autóctonos, turistas melancólicos y fauna indefinida, pero vale la pena ir y ver fauna y paisaje. La higiene no debe ser muy buena. Yo tome Coca-cola de la botella, pero lo mejor un buen te. A esa temperatura no hay bacteria que sobreviva.

De vez en cuanto encontrareis algún baluarte español o portugués y restos de antiguas baterías de artillería.

necrópolis

Bueno, creo que no me queda más que decir. Lo mejor, lo cerca que esta de España, y lo diferente que es a nuestra cultura y la posibilidad de comprar (aunque nunca sabrás si la compra ha sido buena o mala) .

La mejor hora de pasear es por la tarde-noche. Todo el mundo sale a la calle, en cambio por la mañana no ves a nadie (es el espíritu latino: poco madrugador y trasnochador).

23 comentarios:

Luis G. dijo...

Hola, Javier, he recorrido Tánger admirando tu descripción, con tantos datos, detalles, los sorprendentes encuentros... y las imágenes del entusiasta viajero...

Un viaje para hacerlo en solitario, creo yo, al igual que las hecho.

Un abrazo,

Luis.

Aventurer@ dijo...

Javier, que mal acostumbrados nos tienes, que poco escribes ultimamente... Siempre que te leo te imagino por estos lugares, sabes transmitir muy bien las anecdotas y aventuras y Marruecos es uno de esos lugares típicos, donde el engaño forma parte de la idiosincrasia del pais pero que tiene ese algo exotico que tanto nos gusta. Me he reido mucho con el guia-araña, jajah...

Isabel dijo...

Hola Javier!

Cuanto tiempo! Se echaba de menos leer tus aventuras.

Menuda telita con el guía, es una cosa que no soporto y que me cuesta armarme de paciencia para no acabar a malas. Este año visitaremos por primera vez Marruecos (3 días en Marrakech) en diciembre!!! A ver qué nos pasa.
Un saludo,

M.Eugenia dijo...

Después de este paseo por Tanger solo tengo que decirte que no nos hagas esperar tanto para la próxima entrada.. ¿o vamos a tener que regatear ?..jejjeje.
Me encantaron las puertas y los colores de las tumbas de los santones.
Saludos viajeros.

Fran dijo...

Encantado de volver a leerte y saber de tus andanzas. Realmente Marruecos a veces cansa de lo que hay que regatear. Pero ha merecido la pena ya que conocistes bien la Medina y yo me he reído un rato con el relato.
Un saludo.

Angel H. dijo...

Javier como nos entretienes con tus relatos de viajes¡¡¡
Te echabamos de menos.

Un abrazo
Angel

Alexandre e Anabela dijo...

Marrocos e especialmente Tanger, encantam-nos! Foi bom recordar através das tuas palavras.
Abraços

Pruden Rodríguez dijo...

Hola Javier!

Cuánto tiempo, no? Me alegra que vuelvas por tus fueros... y que lo plasmes aquí. Una de las cosas que a uno le causan curiosidad en cuanto a Marruecos es el tema de los "arañaguías", como tú dices. Ya veo por dónde van los tiros... habrá que estar atentos cuando vayamos.

Saludos y gracias por el relato!
Pruden Rodríguez
Los apuntes del viajero

gsantamaria dijo...

Realmente has conseguido transmitir la situación en la que se encuentra el viajero solitario en Marruecos. Personalmente, creo que es uno de los países más fascinantes, pero el viaje puede convertirse en una amargura como no sepas gestionar correctamente la insistencia de cierta fauna marroquí.

Personalmente, una ciudad que me encantó fue su vecina del sur, Tetuán.

Por cierto, ¿viste muchos yonquis por las calles?

El Deme dijo...

Javier, qué viaje tan curioso y bien aprovechado por Tánger, contándonos con todo detalle tus caminatas por esa ciudad que en tiempos debió de ser la repera del cosmopolitismo y, en fin, algo queda por lo que cuentas. Tan cerca de España, verdad? Marruecos es mi asignatura pendiente.

Paco Piniella dijo...

Estuve años como piloto en el ferry de Tanger a Algeciras, luego he vuelto muchas veces,... para mi es una ciudad con mucho encanto, ahora quizás está muy masificada en los suburvios, pero sigue mereciendo mucho la pena.
Buen verano

bleid dijo...

Hola Javier
una descripcion perfecta, tanto, que he lleado a oler las calles de Tanger,
muy buena entrada
abrazos

Chus dijo...

Hola Javier, me alegro de que aproveches esos pequeños momentos que te quedan libres en tu estancia en Cadiz, supongo que pronto estarás de vuelta, por cierto me encanta lo que has escrito de Tanger, oye, los pinchos fabulosos, el jamón buenísimo y el queso de primera, cuando regreses, tenéis que venir un día a merendar a casa, un abrazo de todos,hasta pronto

Mariana dijo...

Gracias por tu comentario,encontré tu blog de casualidad buscando que ver en León y me gusto tanto que lo añadí a mis favoritos...He estado unos dias en Galicia y tambien fui a León que me gusto muchisimo...te animo a que sigas creando tu estupendo blog y deleitandonos con tus viajes...Un saludo.

Ines_tables dijo...

Gran artículo, Javier
Estaba buscando información sobre Tanger, ya que voy a hacer un viaje por Marruecos dentro de poco. Me lo he pasado muy bien leyéndote y me va a servir para no andar tan perdida, sobre todo con los arañaguías.
Un saludo y muchas gracias por compartirlo!

Inés

olga dijo...

Hola viajeros, yo estuve en Tetuan y me gusto muchísimo. Tambien se nos "pegaron" dos arañaguias que al principio nos asustaron por no sabiamos que querian y nos seguian a todos lados. Hablan castellano, son amables, educados,te enseñan lo que hay que ver, no dejan que los demas "arañas" te molesten y si no fuera por ellos nos hubieramos perdido por las mil callejuelas. Sentados en una terraza llegó la hora del rezo y por los altavoces de la mezquita se oia la llamada (fue muy especial),al anochecer Tetuan se llena de vida y es una maravilla ver las calles llenas de gente,los bares, olores y sabores diferentes. Tambien estubimos en Tanger,fuimos en taxi, es barato pero tienes que acordar el precio primero. Nos metimos 7 dentro de un mercedes que tenia 19 años. Me pico una araña en el brazo y tuve que ir al medico y comimos algo en mal estado por que volvimos a España todos con vomitos y diarrea.La higiene brilla por su ausencia. A pesar de todo, lo pasamos genial y pienso repetir (con mas precaucion, claro, jajaja)

Xabier Villanueva dijo...

Como muchos otros, he llegado hasta tu blog buscando información sobre Tánger porque de aquí a dos semanas marcho para Marruecos.

Mil gracias por compartir tus andanzas. Tomaré prestado el nombre de arañaguías para mis reportajes enlazando a este post, me he reído mucho con sus tácticas jeje.

Muy buen artículo, un saludo.

Anónimo dijo...

Vente a pasar unos días de Semana Santa a Tánger, la ciudad azul, la ciudad de Marruecos que ha cautivado a miles de artistas, una ciudad que dejará huella en ti

Tu guía turístico personal
Disfruta de una visita turística conducida por un guía que se adapta a las necesidades del turista actual que busca disfrutar de la visita de una manera más personal.
¡Déjate sorprender!
Precio 5 € por persona / día - Niños Gratis
Me llamo Rachid y soy guía turístico de Tanger Hablo castellano , inglés, francés . Conocer Tanger conmigo te permitirá aprovechar al máximo tu viaje, sin colas y a tu ritmo. Como si te acompañara un amigo que conoce los rincones de la ciudad, su historia, sus enigmas y sus vivencias.
¡Conocerás Tanger de una manera diferente!
Me adapto a ti, sea cual sea el tipo de experiencia que buscas: urbana, histórica, relajada, dinámica, gastronómica... Ofrezco servicios a todo tipo de clientes
Guía para grupos
Guía para familias, con o sin niños
Guía para particulares, parejas, grupos de amigos
Gastos adicionales como comida ,transporte ,etc no van incluido en este precio.
Si tenéis dudas, preguntas, sugerencias llamadme ahora por teléfono al numero de movil: +212-603-539-750
o utilizad mi correo electrónico: Yodarud@hotmail.com

http://viajetanger.blogspot.com

Anónimo dijo...

¿Quieres crear tu propio viaje a Medida ? Somos capazes de componerle un tour según sus deseos e intereses. Podemos visitar los lugares que Vd. desee o preparar un tour especial, porque el turista normal se puede encontrar perdido o puede estar pisando una calle o un monumento que cambió la historia de la humanidad sin saberlo
Precio 5 € por persona / dia
Niños Gratis
Gastos adicionales como comida ,transporte ,etc no van incluido en este precio.
Si tenéis dudas, preguntas, sugerencias llamadme ahora por teléfono al numero de movil: 00212-603-539-750
o utilizad mi correo electrónico: yodarud@hotmail.com
http://viajetanger.blogspot.com/2009/08/elegir-un-guia.html

Anónimo dijo...

¿Quieres crear tu propio viaje a Medida ? Somos capazes de componerle un tour según sus deseos e intereses. Podemos visitar los lugares que Vd. desee o preparar un tour especial, porque el turista normal se puede encontrar perdido o puede estar pisando una calle o un monumento que cambió la historia de la humanidad sin saberlo
Precio 5 € por persona / dia
Niños Gratis
Gastos adicionales como comida ,transporte ,etc no van incluido en este precio.
Si tenéis dudas, preguntas, sugerencias llamadme ahora por teléfono al numero de movil: 00212-603-539-750
o utilizad mi correo electrónico: yodarud@hotmail.com
http://viajetanger.blogspot.com/2009/08/elegir-un-guia.html

Sergio Formoso dijo...

:D buena aventura, yo estuve un mes por marruecos en octubre. hay que ver los que sufrí con los "arañas"

Anónimo dijo...

Se desprende de lo que escribes una especie de rechazo hacia Marruecos y no sé si los marroquíes. Está claro que no puedes entrar en sus mezquitas, eso no significa que "no sean tolerantes por estos lares", sino que es un centro religioso, de espiritualidad. Ahí dentro reza la gente, no es otro coleccionable para que tú saques tus fotos.

Javier Adán dijo...

MARRUECOS. No se que en te vasas para hacer este comentario. A mi marruecos me encanta , pero ahí como en todos los paises hay cosas buenas y malas. El eden todavia no lo conocemos.