UN CRUCERO POR EL MEDITERRANEO

.
Siempre he pensado que tan importante es planear un viaje, como el viaje en si mismo. El hecho de buscar información de los lugares a visitar, entrar en foros para resolver dudas, idear itinerarios etc, hace que empecemos a viajar antes de hacer las maletas. Por eso, cuando pensé realizar un crucero, algo en mi interior me dijo que era una herejía a mis principios. Pero, nunca se sabe si la sopa está buena, hasta que se prueba. Y ahora puedo decir con conocimiento de causa, que el consomé resultó exquisito.

Evidentemente es otra forma de viajar, más cómoda, menos sorprendente y un poco masificada, pero todo viaje tiene su encanto si se sabe sacar aprovecho.
Como era mi primer crucero elegí el mediterráneo (se supone que es un mar tranquilo) y un barco grande (como dice el refrán: grande, ande o no ande). Total, que salimos de Valencia con la empresa MSC y el barco denominado Orchestra. Una mole de 15 pisos, que lleva 1000 tripulantes y 3000 pasajeros. Por gente no iba a quedar.


Msc Orchestra en Ibiza

Camarote con balcón, que siempre queda mas elegante y funcional (en caso de hundimiento, abres el balcón y sales nadando).
Hicimos cinco escalas que luego detallaré por encima, pero es mas importante detallar la vida a bordo.

Lo que si esta claro que en un crucero no vas a ver con detalle ninguna lugar que donde haga escala, salvo que sea del tamaño de Lugo y esté cerca, por que como mucho , no estas en puerto mas de 8 horas, y en algunos sitios no llegas ni a 5. Entre que bajas y buscas trasporte y luego vuelves un rato antes de zarpar ( el barco no espera ), pues todo lo veas a “matacarrera”. También tienes la opción de hacer una visita organizada a través del barco o con empresas externas, pero es el “correquetepillo”, de toda la vida. Siempre detrás de un guía, pendiente que no se te pierda, buscar un sitio rápido para un pis y luego una hora en la tienda de turno para que compres algo. Lo que más vas ver, es el cartelito que lleva levantado. Un agobio. Lo único que haces es deambular de un lado para otro pero lo que se dice ver, pues de pasada.

Lo bueno del barco, por lo menos en mi caso, fue la gente que conocimos. Tuvimos la suerte de coincidir en la mesa de la cena (asignada para todas las noches) con otras tres parejas de españoles y la verdad que una gente excelente. Hicimos una buena relación y espero que a partir de ahora, una buena amistad. Si os ocurre lo mismo, os lo vais a pasar bien. El barco ofrece mucha diversión y si tienes con quien compartirla, os lo pasareis estupendamente.

Que es lo positivo que observé en el barco. Primero las llegadas y salidas de los puertos. Hay cosas que no tienen precio, por ejemplo estar desayunando en el puente 14 (por cierto totalmente acristalado) y entrar en la bahía de Nápoles con el Vesubio al fondo, es como la mastercard: No tiene precio.
Las cenas son espectaculares. Cinco platos, bien presentados, mesa con mantel de lino, te cambian los cubiertos con cada plato, tienes un camarero asignado, que a veces tarda un poco (pero es que hay un huevo de gente cenando a la vez) y el comedor muy a lo italiano, elegante, aunque un poco recargado.
Y si no quieres esperar, o te has quedado con hambre, que gente “pa tó”, te subes al buffet y comes hasta reventar. Pero no es plan.
Tienes espectáculos todas las noches. Que son los mismos artistas siempre haciendo cosas parecidas, pero si no te pones las gafas, te parecen estupendos. Yo de todas maneras soy muy conformista y todo me suele parecer bien.
Si te gusta los bailes, te chifla el karaoque, y no te importa hacer un poco el ridículo saliendo a escena por cualquier cosa, un crucero es tu edén. Por que todos los días tienes actividades de ese tipo en varios salones (yo creo que habría unos 10 diferentes). El que diga que se aburre hay que tirarlo por la borda (que es otra actividad por cierto).


Disco
 El barco te ofrece muy buenos momentos si sabes apreciarlos. Caminar por la cubierta al amanecer, tomar el sol en la planta superior, que te sirvan una copa en tu hamaca, ver el anochecer desde tu balcón del camarote y despertarte cada día en una ciudad diferente. Como dije antes, hambre no vais a pasar y más bien tratar de subir a bordo con peso de menos.

Lo negativo. No creas que es el mareo. Estos barcos tienen estabilizadores y casi no notas el vaivén. Lo peor es el frío que hace dentro (en verano). Que horror. La mitad de los conocidos salimos con faringitis o un catarro.
A veces había 15 grados de diferencia del interior al exterior. Así que sabéis, llevar una chaqueta y usarla como salvavidas.

Referente a los puertos que tocamos, pues hicimos de todo.
En Ibiza , fuimos por nuestra cuenta. Un taxi a la ciudadela y un paseíto de hora y media. Un café en el centro y para el barco, que la escala era corta.
En Túnez, contratamos una agencia externa. Paquete completo de visita a la medina (paseíto por sus calles, pis y tienda). Luego a ver cuatro piedras a Cartago ( que decepción no queda prácticamente nada allí, se lo llevaron todo para construir mezquitas y mansiones) y como postre el pueblo turístico de Sidi Bu Said. Pueblo sería, pero no llegué a verlo, porque esta tapiado por centenares de comercios y tiendas de souvenirs. Lo único bueno, es una vista del golfo de Túnez desde lo alto.
De ahí al autobús. Barco, ducha, cena y copa.

Una noche de navegación y para Sicilia.
Bonita llegada. Va costeando toda la isla hasta llegar a Catania.
Aquí también visita organizada a Taormina. Un pueblo a unos 70 Km. del puerto.
A mitad de trayecto el guía se da cuenta que se olvidó una pareja.
Parada en una área de servicio al pié del monte Etna. Impresionante. Por Dios que hoy no explote. Media hora de espera y llegan el taxi con los olvidadizos.
Nos da tiempo a ver lo cara que es la gasolina en Italia.
Como el guía va a tener que pagar el taxi de su bolsillo, mi samaritana mujer propone (con buen criterio), recolectar un euro por persona (niños excluidos) para que el día de trabajo no le salga encima caro. Tres parejas se niegan a cotizar. Que horror de miseria humana.



Taormina (Sicilia)
  Taormina es interesante. Colgada en una roca y con un anfiteatro en muy buen estado.
Un helado es una buena opción en este bonito lugar.
De vuelta nos llevamos dos polizones de otra excursión del mismo barco que los han dejado en tierra. Éramos el último autobús y si no, pues un taxi hasta el puerto y no menos de 100 euros que duelen. Además del susto que te metes.

Por la mañana siguiente en Nápoles. Que preciosa es la llegada. Vale la pena madrugar y ver pasar la isla de Capri (no demasiado cerca, por si acaso) y entrar en la bahía con el Vesubio presidiendo la postal. Bellísimo.


Mercado en Nápoles
 
Ese día pasamos de visita organizada y dimos una vuelta por nuestra cuenta por la ciudad. La verdad vale la pena. Es una urbe muy bulliciosa, llena de comercios, calles con ropa tendida, gente vociferante, muy a lo película de Visconti.

Mañana Livorno. Allí contratamos una furgoneta de 8 y nos llevó a Lucca y Pisa. El primero precioso. Una pequeña ciudad amurallada que está perfectamente conservada. Paseito relajante y café en una de sus plazas.

Lucca
 Luego de vuelta, parada en Pisa. Miles de gente haciendo fotos en la típica posición de “apoya la torre”. La catedral vale la pena pagar por entrar. Majestuosa.


Pisa
 Ya nos quedaba solo una escala, que iba a ser en Villefrance (cerca de Mónaco) , pero como el mar andaba un poco revuelto nos derivaron a Marsella.
Y pensareis que hay interesante en esta ciudad: pues nada. Pero das una vuelta, te tomas un café en una terraza y callejeas un poco. Luego nos subimos a un bus turístico que nos dio una vuelta por toda la urbe.
Y eso fue todo.

Esa noche, cena de gala con el capitán.
Yo sí que llevé una chaqueta (que bien que pesaba), hay que lucirse un poco , que el tiempo pasa y dentro de nada ya no queda ni eso.


Comedor.Cena del Capitán
 No todo el mundo lo respeta y es una pena, porque era una buena tradición y a las mujeres les gusta siempre tener una excusa para arreglarse. Y si tu mujer va a ir tuneada, pues tú tienes que ir a la par.
De ahí a Valencia y fin de la historia.

Animarse y hacer un crucero que os va a gustar.
Es como una experiencia global, realmente no es turismo, ni descansas, y menos te relajas con tanta actividad, pero lo pasas bien y haces amigos, y siempre tienes algo que contar. Además ya se sabe, que después de un viaje hay que descansar unos días, porque para descansar, lo mejor la casa de uno.

Feliz travesía.



25 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Hola Javier,

Mucho gusto en saber de tí. Creo que de momento no probaré, seguro que termino nadando detrás del barco en cada escala. Saludos.

Bleid dijo...

preciosas imagenes Javier
una buena manera de viajar sin duda
abrazos

Zamarat dijo...

Estupenda crónica y reflexiones!!
Yo nunca he hecho un crucero: no sé, me da un poco de respeto eso de estar tanto tiempo en el mar... Será cuestión de planteármelo...
Abrazo!

Juanmi Egea dijo...

Hola Javier,

Ya ves que no podía faltar que me pasase por tu blog para leer tu crónica del crucero... ;-)

Me alegro que tu experiencia en cruceros haya sido positiva, a ver si tenemos la suerte de coincidir también en el siguiente, que los pekes ya serán mas grande y así poder pasar mas tiempo con vosotros.

Dale un beso grande a tu mujer de nuestra parte.

Un abrazo,

Juanmi

CARLOS dijo...

Hola Javier. Enhorabuena por el post, como siempre genial.Pero tengo que decirte que nunca he sido partidario de los cruceros ni viajes organizados precisamente por todos los inconvenientes que apuntas, de todas formas te agradezco que nos cuentes tan objetivamente tu experiencia para confirmar mi negativa a ir a esos eventos. De todas formas si es cierto que hay que probar de todo para saber si nos gusta o no. Como siempre estupendo. Un saludo viajero.

Ignacio dijo...

Muy interesante la entrada. Cuanto cuesta hacer un crucero normalmente? Esta muy bien la conclusion, de descazar en casa. Y me parecio correcto tu comentario sobre la gente que no aportó con un euro para el guia del viaje. Muy buen trabajo en la entrada!

Javier Adán dijo...

IGNACIO. Tienes de todos los precios. Desde 400 e por persona hasta 1000. A nosotros nos salio por unos 750 e x pax.

Paco Piniella dijo...

Yo solo he hecho un crucero y tuve la sorpresa que el capitán había sido alumno mio, ¡qué viejo se hace uno! jajaja Me gustó el crucero, fue por el Báltico, pero tampoco soy un fans excesivo de este tipo de viajes.

Willy dijo...

Muy buena la idea de hacer un crucero, pero luego de lo que ha sucedido con el crucerio Concordia ese, no se si me animo. Ademas, el precio no debe ser regalado tampoco. Mejor quedarme en casa y leer tu blog que esta muy bien escrito :D

CARLOS dijo...

Javier permite que conceda el premio DARDOS a tu estupendo blog. Mas info www.rinconesdeviaje.blogspot.com

Antonio Ruiz dijo...

No soy mucho de cruceros, pero por lo que comentáis quienes lo hacéis con frecuencia tal vez me anime un año.

Gracias por compartir.

Abrazos.

Andrea dijo...

Hola!! Me llamo Andrea y me encanta viajar. He mirado blogs de viajes y me ha aparecido este con tu entrada. Las primeras líneas me han gustado y las he usado para escribir una entrada en mi blog. Pásate y le echas un vistazo si quieres, acabo de empezar a escribir. http://hcpfp.blogspot.com.es/
Yo también viajé en crucero hace 5 años con mi padre y la verdad me encantó. Fue una experiencia diferente, pero no dejó de ser bonito.
Sigo tu blog :)
Saludos!

asistencia al viajero dijo...

Muy buenas fotografías Javier, la verdad que debió haber sido un bellísimo viaje.
Ya me gustaría a mi viajar así!
Saludos
Elise

Ave Alicante dijo...

Pues nos has puesto la miel en los labios... habrá que probar esto de los cruceros!

Muchas gracias.

Camila Gutierrez Holarte dijo...

Que buen articulo¡

genera envidia de la buena, a mi me encanta todo lo que tienes que ver con viajes, pero uno de los que mas me gusta por todos sus complementos son los cruceros, por la diversidad de servicios que ofrece, y por la oportunidad que ofrece para observar los paisajes mas detalladamente, porque siempre la idea es disfrutar de cada uno de estos momentos.

Rosa dijo...

Ciertamente preciosas estas imágenes que nos muestras de cruceros por el Mediterráneo

Javier Bejarano Monroy dijo...

Me encanta viajar y poco a poco he ido viendo formas y opciones de hacerlo de la mejor manera disfrutando y aprovechando de cada momento y por ello conocí los planes turisticos que me ofrecen esto y mas las experiencias vividas son grandiosas y espero poder seguir viviendolas por ello pienso que hay que aprovechar de estas opciones.

Antonio dijo...

Un crucero es una buena experiencia . Yo ya he realizado tres y tan contento.

detalles para bodas dijo...

Gracias por tus estupendas ideas, el proximo verano me caso y entre unas cosas y otras estoy totalmente desbordada. Necesito ideas como estas porque no sabemos donde ir.

Disfruta del Mundo dijo...

Un crucero es algo que no se olvida nunca. Tu post fantástico contando todas tus experiencias y opiniones. Seguro que mucha gente que esté buscando opiniones para decidir si hacer o no un crucero este verano va a encontrar tu post de gran ayuda.

Desde nuestro punto de vista, el Mediterráneo es el lugar ideal para un crucero y más si es el primero.

fiestas en barco Ibiza dijo...

Perfecto el artículo que has dejado en la web para disfrutar de un crucero que siempre nos deja tan buenos recuerdos y fotografías para el futuro, gracias por compartir

José Ramón dijo...

Hola! Me ha encantado la entrada de tu blog, estoy promocionando este viaje http://vacacionesculturales.com/viaje/crucero-cultural-mediterraneo-clasico que he intentado perfeccionar en base a la experiencia de viajeros como tú. La intención es darle un enfoque más cultural sin renunciar a la diversión. Espero que puedas echarle un ojo y decirme qué te parece!

Un abrazo y gracias!

Ibiza boat party dijo...

Seguro que fue una experiencia inolvidable, a ver si tengo la posibilidad de encontrar un viaje así porque solo con las fotografías ya me has dado mucha experiencia!! Un saludo

Ronald Pazos dijo...

Hola, en octubre estaré en un crucero por las islas griegas, será del 9 al 18 de octubre, qué tipo de ropa debo llevar por el clima que hace en esas fechas? Muchas gracias

boat party Ibiza dijo...

La verdad es que son unas ofertas muy buenas y que merece la pena tener en cuenta porque hoy en día encontrar viajes a estos precios es algo que nos e ve todos los días